Home » La importancia de vivir » El perdón

El perdón

Pedir perdón no es suficiente, necesitarte, roba cada suspiro de mi alma. ¿Qué hacer cuando has perdido todo, incluso tu verdad? Si se mide el valor en mentiras, debo mucho dinero. Y saldar mi deuda es lo único que puedo hacer, aunque encontrar el medio de hacerlo no es un camino rápido. Ruego al señor que me ayude, que me de fuerzas para hacer lo correcto y aunque nunca le rogué, por si acaso realmente hay alguien velando por nosotros lo hago. Pero cuando estás solo ante la realidad, no hay nadie que aliente tu voz para decir con la cabeza alta la verdad. Te crees tanto ese mundo perfecto que has creado que no puedes salir a la imperfección, porque somos seres imperfectos, y quizás esa sea la belleza en el mundo.

La gran búsqueda del perdón es en vano si no puedes hacerlo contigo mismo. Y ese perdón que buscamos es lo único que nos ayuda a continuar devolviéndonos  el sueño, nuestra lucha por la vida. Pero mi espada se perdió en este camino solitario y mis puños son débiles para derribar gigantes. En mi cuento los príncipes azules se extinguieron y los dragones mantienen en las mazmorras a la princesas, débiles, como mi fuerza ahora.

Mirar al futuro, negro, como el telón de esta función acabada dice más que cualquier palabra. Si algún día me perdonas, aquí estaré intentando encender las luces de mi teatro, pero esta vez las de verdad, sin mentiras, porque si de algo sirve errar, es para evolucionar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s