Home » La importancia de vivir » OBLIVIÓN

OBLIVIÓN

Me levanto cansada, casi moribunda. Esta noche el frío ha azotado mi cuerpo sin piedad. Por debajo de las sábanas se colaba el silbido gélido del invierno. Pero el invierno no solo me abate al salir por la puerta de mi casa, habita en mi corazón. Mi alma, son escarchas rotas de dolor.  ¿Alguien se ha preguntado alguna vez qué sienten las estrellas entre tanta oscuridad? Quizás sean ángeles en busca de otra luz que les haga ser una sola estrella, completa, feliz, con el deseo de dejar de buscar en la noche.

Al fin y al cabo, todas las cosas que forman parte de este caótico mundo busca la estabilidad que se refugia tras el nudo gris que forman nuestras dudas. Y por eso, el caos reina la mayor parte de nuestra vida. Pero hoy, me he levantado con esa sensación de que el mundo no tiene nada bueno que ofrecerme, y justo cuando casi logro sonreír a la lluvia, un motivo nuevo por el que no salir de la cama. ¿Acaso tenemos que depender de que el sol salga para tener motivos por los que sobrevivir? Después de varias horas de revuelo bajo mis sábanas me doy cuenta de que si algo me perturba tan solo me queda lanzar una carcajada al infinito, al olvido, para mantener la cabeza sobre mis pies. Pero no es fácil vivir bajo la tormenta de hielo, aquí el suelo resbaladizo hace incómoda mi caída. Y tú siempre estás para levantarme liviana, aunque ya no sea como antes.

Ahora caes tú, y yo no puedo recoger tus pedazos, porque no hay nadie que recomponga los míos. Mi cabeza, sobre los pies, mis manos, atadas al arrepentimiento con un hilo casi impenetrable.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s