Home » La importancia de vivir » En el mismo lugar

En el mismo lugar

Cada mañana paso por el mismo lugar. Subo Kensington Church Street y rodeo la iglesia. Pelo graso, bolsas vacías y un corazón roto por la ausencia. Cada mañana la encuentro sentada en el mismo banco y a la misma hora. Mira al infinito, quizás esperando al fantasma que nunca llega. Los coches pasan, las personas van y vienen, pero ella vuelve al mismo lugar.

Normalmente parece vivir del recuerdo que alimenta su oscuridad, pero otras, manda una sonrisa al aire. El olor de su tristeza puede calar mi alma y me apiado de ella. Me siento un rato a su lado sabiendo que mi presencia le es indiferente. No sabe que estoy oyendo su silencio, cogiendo su mano en secreto y apoyando su roto cuerpo. Aunque pase inadvertida no desisto y acompaño cada mañana su mirada fría. Al final de mi compañía le dirijo una sonrisa cálida, y a veces, puedo adivinar que lo agradece.

Cada mañana volvemos al mismo lugar, dos personas diferentes, desconocidas, con el alma rota. Pero tenemos algo más que eso en común, hacemos que de nuestro dolor nazca el gran arte que nos rodea. Y así, cada palabra, roza la fibra dolorida de mi alma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s