Home » La importancia de vivir » El muro de las lamentaciones

El muro de las lamentaciones

Pasan los días, las horas, y el tiempo no se recupera. Sigue la rutina, que es de lo que se compone la vida. Porque es monótona, como el universo es eterno. Como la felicidad, el amor, infinito. Pero de toda la rutina se saca algo bueno, porque cada día sale un nuevo rayo de sol que refresca nuestra mente rutinaria. Y así sobrevivimos a nuevos tiempos, aunque ahora se acerquen ariscos. Pero yo quiero seguir siendo feliz, no importa lo que venga. Porque para eso me han educado, para vencer a vientos y mareas, para vivir mi vida sin complejos y dándole una gran sonrisa a los problemas. Aquellos que nos hacen temblar y llorar de angustia, aquellos que tan solo nos hacen odiar la vida que tanto nos ha dado. Durante todo nuestro recorrido en el mundo nos han enseñado a ser fuertes en un futuro laboral, pero ahora no es suficiente. Estudiamos, y sacamos nuestros títulos en busca de algo mejor, pero no nos dieron lecciones de vida, de cómo ser fuertes emocionalmente. Pero para eso ya está el día a día, y a falta de eso, buenos son los golpes en las narices. Porque nos gusta aprender como animales, golpe tras golpe. En definitiva, no estamos tan lejos de ellos por mucho que nos creamos superiores. Nos falta humildad, humanidad, sensibilizarse y tolerar a los demás. Y no hay nadie que nos enseñen a ser mejor, ya estamos nosotros para aprenderlo tras chocarnos contra el muro de las lamentaciones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s