Home » La importancia de vivir » Muerte poética

Muerte poética

Muerte pálida y fría que te llevas las almas perdidas a tu encuentro. En los cementerios solo hay tumbas mudas de carne y hueso. Los latidos del corazón ya han visto la luz y pasado el túnel sin retorno. Todo está oscuro en el otro lado, húmedo, solitario.

El llanto sonoro llega a mis oídos cuando la muerte está acechando detrás de la puerta. Con traje, sin traje, siempre llega a tiempo. Señala con su dedo y el alma se esfuma cuando la aguja marca el reloj, parando el corazón. No importa si gritas, ella llega en silencio. No sé como es, pero creo que la muerte tiene ojos tiernos, porque algunas personas se van con una sonrisa en la cara, felices por hacerlo. La muerte también tiene miedo, va buscando almas desbaratadas, difuntos a punto de dejar el mundo. Porque hay que seguir el curso de la vida, con tristezas o alegrías, la muerte siempre está acechando.

Hay almas que han llegado a su fin, cansadas de vivir o sufrir el sinvivir. Hay pieles pegajosas por el frío de la tierra húmeda donde se esconden. Hay muerte en la vida, y vida en la muerte.
Camera 360

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s