Home » La importancia de vivir » Cruzar la puerta

Cruzar la puerta

He estado aquí antes. Sentado en el suelo frío. Quizás hay alguien rezando y pueda ayudarme a levantarme, aunque quiera gritar, mi grito no suena. Avanzo pegado al teléfono otra vez, pero ya he estado aquí antes, sentado en el suelo frío.

Me quedo despierto en la noche, me pongo a escribir. Todo lo que escribo es esta melodía gris. Puede que quiebre en pedazos, incluso una sonrisa lo haría. Aún tengo alguna puerta que abrir para cruzar el puente de las lamentaciones, mantenerme entero y cruzar la tormenta. Nada está perdido, tan solo está congelado.

Es momento de abrir de nuevo para convertirme en esa puerta abierta. Aun me tengo a mí para mantener todo un poco más tibio, para cruzar ese puente colgante de la tormenta.

¿Cómo callar estas voces? Tan solo espero que el tiempo pase rápido, poder dejar de escuchar. Volar muy lejos, muy alto, allí donde los sueños son sueños y la mente no pueda alcanzarme. Escapar de las luces de neón, entrar en un sitio seguro donde respirar. Escapar, huir, entrar, volver a escapar…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s