Home » La importancia de vivir » El duro despertar

El duro despertar

Abres los ojos, el despertador ya ha sonado. Tardas unos minutos en darte cuenta de la realidad y se te quitan las ganas de intentarlo. Media vuelta, otra más. Miras el reloj, ya es tarde. La última y me levanto… tan solo son pensamientos, ya has decidido quedarte dentro sin que tu cuerpo lo sepa.

Es más fácil esconderte que exponerte a la sociedad para alimentar a esos perros hambrientos. Es más fácil vivir en la sombra que formar parte del escaparate humano donde solo algunas personas miran a través de él, la mayoría, se quedan con lo que ven.

Otra vuelta más, la última. Te decides, quizás hoy no me vean, a lo mejor no están hambrientos.

Solo a veces ocurre que nos despertamos con la misma ilusión con la que soñamos. Y ante la realidad, solo nos queda esos perros carroñeros a los que alimentar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s